Toda novedad no es sino un olvido.


Los mendigos de las calles de Londres
Pegados como anuncios
Contra los fríos muros.