Toda novedad no es sino un olvido.


Se cansa uno de todo, salvo de dormir y soñar despierto. —Louis-Ferdinand Céline