Toda novedad no es sino un olvido.


La música es el refugio de las almas ulceradas por la dicha. —E.M. Cioran