Toda novedad no es sino un olvido.


Para acercarse a la verdad es necesario alejarse del hombre. —Elías Canetti